Confesionario_04

Daniela

LAS MAÑANAS DE DANIELA

Daniela estudiaba en un instituto cerca de La Vaguada. Y nos confiesa que, junto a su mejor amiga, pasó más tiempo en nuestro Centro Comercial que en las clases. Ellas lo llamaban “mañanas de personas vagas” y consistían en venir a desayunar y ver tiendas. Aquí se reforzó su amistad y 6 años más tarde y con miles de kilómetros de por medio siguen queriéndose como si se vieran todos los días.

#DondeNacenLasHistorias